Au revoir, Shoshanna!

Tras unos meses de ausencia auto-impuesta, nunca olvido la importancia de ejercitar la voluntad, regreso a la disciplina del blog.

Pero sabía que volvería. Siempre se vuelve. ¿Era necesario? ( Carcajada ) No. Precísamente porqué no lo es, aquí estoy, again.

Soy una de esas personas que encuentra mil razones para hacer, o no, cosas. Cuando borré mi magna obra ( me refiero al anterior blog ), al cabo de unos días me dí cuenta de cómo había establecido una lista mental para no seguir. Así que a tenor de mis propias prioridades, dí un portazo virtual y sin lamentos ni añoranzas proseguí con lo qué sea que me ocupa desde hace décadas (…).

En realidad sí que echaba de menos algo, el retarme. Escribir lo qué sea siempre es un ejercicio de entrenamiento con tus contradicciones. De todo lo que puedo contar, por qué esto y no aquello, así o de otra manera, en primera persona o en un cómodo estilo impersonal…Esa elección sistemática tiene un atractivo grande, cierta dosis de angustia y por supuesto, un incontenible refrendo del ego, qué cosas.

Pongo a Tarantino para abrir la “paradeta” seis meses exactos después de la prematura muerte de Persona. Shoshanna recibe una inesperada oportunidad de escapar y sobrevivir, no se sabe muy bien porqué. El caso es que primero corre, con todas sus fuerzas, mientras el oficial nazi la observa alejarse, apuntándola. Creo que le divierte el dejar con vida a esa mujer joven que acaba de perder a toda su familia. Privilegio o maldición.

Sea como fuere, la estimable judía atraviesa desesperada los plácidos campos aferrándose a esa chance. A partir de entonces, se centrará en vivir. Se trata de eso, con nazis o sin ellos.

Creo que el detective sabe a qué se arriesga, muy en el fondo. Es probable que su aberrante soberbia, hibris, le empuje a dejar marchar a Shoshanna a pesar de ello.

Aquí no se peca de soberbia, ni de modestia. “Sólo” quiero contar. En esta ocasión no me decanto por la ficción exclusivamente, la realidad la supera infinitamente, aunque con menos estilo, en mí opinión, en algunos casos.

Abro párrafo, amplío repertorio, les doy la bienvenida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s